ORGANIZACIÓN  ·  COMUNICADOS   ·  DOCUMENTOS   ·  CONTACTA  ·  CAT    

Razones para el bilingüismo

La cuestión del bilingüismo ocupa y preocupa a mucha gente en Cataluña. Desde Societat Civil Catalana consideramos que es un tema primordial sobre todo en un momento en el que se ha roto el consenso que sobre esta cuestión -aparentemente- existía. Pero el debate es polémico no en su esencia, sino en su concreción. Es decir, no en la cuestión de si el bilingüismo como realidad social debería ser considerado como una riqueza o, al contrario, como una dificultad. En este punto, el acuerdo sigue siendo muy generalizado -al margen de los sectores ultranacionalistas más radicales que afirman que el bilingüismo mata-. Acuerdo en el sentido de entender que es un rasgo distintivo y positivo de la sociedad catalana. Pero sí, en cambio, el tema es polémico e incómodo para muchos en su concreción, en la forma como este bilingüismo debería estar reflejado en la regulación legal, en la escuela y en la vida pública y cultural en general. Lo vemos, por ejemplo, en la absurda negativa de no permitir la vehicularidad del castellano en la enseñanza y en la voluntad política de excluirlo del espacio público institucional. A menudo desde el nacionalismo se afirma de manera tramposa que todo lo que no sea el monolingüismo en la escuela o en las instituciones supone un ataque frontal contra el catalán.

Societat Civil Catalana tiene sobre este punto una posición muy clara. Siempre hemos defendido que queríamos una Cataluña plural en una España plural. En nuestro manifiesto fundacional esta idea se traducía en dos demandas: por un lado, una España que haga radicalmente suyas todas sus lenguas y culturas y, por otro, una Cataluña que sienta como suyos el catalán, el castellano y el aranés. Sencillo de decir pero, a la vez, complicado de articular.

Una Cataluña que haga suyos tanto el catalán como el castellano (y el aranés) es -pensamos- fuerza razonable; pero no es lo que quieren los nacionalistas. Para estos, Cataluña se identificará con una sola lengua sin reconocer al castellano la condición también de lengua catalana, de lengua igualmente propia de los ciudadanos que viven. De acuerdo con el relato nacionalista, el castellano es una lengua de imposición ajena a Cataluña y que, por tanto, puede ser tolerada, pero sin que sea considerada como una parte plena de la identidad catalana. Los ejemplos de este tratamiento del castellano como lengua de uso meramente instrumental (en el mejor de los casos) son abundantes. Quizás muchos nacionalistas dicen que también están a favor del bilingüismo, pero es un bilingüismo puramente funcional con respecto al castellano, al igual que aquel que dispone de un dominio excelente de una lengua extranjera. Esta es la perspectiva nacionalista. El sueño de una Cataluña principalmente monolingüe con la presencia destacada pero subsidiaria de otras dos lenguas como resultado del mundo global en que estamos inmersos, el castellano y el inglés. Este es el bilingüismo o el trilingüismo que postulan.

No lo es para nosotros, y pensamos que tampoco lo es para la mayoría de los catalanes. Más de la mitad de la población de Cataluña tiene el castellano como lengua materna; esto no sólo implica que 1 de cada 2 catalanes sienten el castellano como una parte de su identidad, sino que seguramente todos los catalanes tenemos estrechos vínculos de familia, vecindad o amistad con alguien que tiene como lengua materna el castellano. El castellano es una lengua que ha sido utilizada por los catalanes para expresar sus pensamientos y emociones desde hace siglos. La idea, extendida por los nacionalistas, de que fue el Decreto de Nueva Planta el que impuso la lengua que ya empleaba Joan Boscà / Juan Boscán (por citar un catalán nacido en Perpinyà que ya en el siglo XVI hizo un aporte sustancial a la lengua castellana con el famoso endecasílabo) es directamente falso, antes del manipulado 1714 el castellano ya era una lengua de uso habitual en Cataluña. Es decir, la realidad bilingüe no es una anormalidad, ni una imposición manu militare o colonial, en la sociedad catalana, sino un rasgo distintivo, estructural, de esta tierra desde hace siglos.

Esta realidad, alejada de los mitos y tergiversaciones nacionalistas, se ha de reconocer y poner en valor lo que implica el reconocimiento de que el castellano también es una lengua de los catalanes. No sólo es la lengua materna de la mayor parte sino que es tan propia de los catalanes como la catalana.

Y este reconocimiento del castellano debe hacerse de tal manera que el catalán, que es la lengua materna de 1 de cada 3 catalanes, nacida en nuestra tierra hace siglos y convertida en puente de comunicación especial con compatriotas de otras partes de España y con ciudadanos de otros países europeos, sea apoyado y se garantice no sólo su conocimiento por parte de todos los catalanes, sino también que todos, sea cual sea su lengua materna, lo consideren también como un patrimonio propio. Exactamente lo mismo que debemos reclamar en relación al castellano.

Este reconocimiento del castellano y del catalán -sin olvidar el aranés- dotará de realidad institucional y oficial a lo que ya es real en nuestra sociedad. Tanto el catalán como el castellano deben tener presencia en las instituciones, en la administración, en la escuela y los medios de comunicación y, tal y como se acaba de decir, se deben poner los medios para que todos los catalanes no sólo conozcan ambas lenguas, sino que las amen y aprecien como propias.

En definitiva, lo que piden es que se reconozca el carácter plural de Cataluña, el hecho de que el bilingüismo es un rasgo distintivo de nuestra sociedad.

Como decíamos antes, la propuesta de Societat Civil Catalana tiene dos vertientes. Por un lado, el reconocimiento de la pluralidad de Cataluña, alejada del monolingüismo nacionalista. Por el otro, una España orgullosa de su diversidad cultural y lingüística, una España que haga suyas todas las lenguas españolas.

La fuerte descentralización que caracteriza nuestro Estado hace que las Comunidades Autónomas gocen de una amplia competencia para la protección de las lenguas españolas distintas del castellano; pero esto no implica que las instituciones estatales no tengan también cuidado de este patrimonio de todos los españoles. Como decíamos, en contra de lo que mantienen los independentistas, el reconocimiento en las instituciones del Estado del catalán es importante. Desde el Rey hasta el BOE, pasando por las páginas webs de los Ministerios y la acción cultural exterior del Estado utilizan el catalán y lo promocionan dentro y fuera de España. Y aquí hay que destacar la labor que realiza el Instituto Cervantes de promoción no sólo del castellano sino también de todas las lenguas españolas.

Se ha hecho bastante en este sentido, pero todavía hay margen para avanzar más en el plurilingüismo.

Asimismo, está claro que uno de los patrimonios más importantes para todos (todos) los españoles es la lengua española o -como a menudo decimos en Cataluña y dice la misma Constitución-, el castellano. Esta no sólo es la lengua común, sino que además nos conecta con una rica comunidad en América que va desde Estados Unidos hasta la Tierra de Fuego. Esta lengua compartida es un elemento básico para la cohesión en España (en realidad, se extendió como lengua franca de intercomunicación en la península en la etapa medieval); pero el reconocimiento de su posición especial, de lengua común, dentro de nuestra sociedad y cultura debe ser compatible con el respeto y la puesta en valor del resto de lenguas de nuestro país, que son imprescindibles para la comprensión de la realidad y la historia de España.

En definitiva, desde Societat Civil Catalana pedimos que el bilingüismo natural en Cataluña se traslade a las instituciones, la administración, los medios y la escuela. Rechazamos una explicación de Cataluña que la hace, de forma artificial, monolingüe y rechazamos los intentos de los separatistas de echar de nuestra sociedad uno de los patrimonios más valiosos que como catalanes tenemos: la lengua española.

A su vez reclamamos que el catalán sea considerado de forma radical como una parte esencial de la identidad española.

Y todo ello sin olvidar que las lenguas no sólo pueden servir para entender identidades complejas como es, afortunadamente, la española, sino que también configuran derechos de las personas, como herramientas de comunicación que son, y que de ninguna manera pueden convertirse en instrumentos de imposición, presión o, incluso, opresión. Son las personas las que tienen derechos en relación a la lengua, no son las lenguas las que tienen derechos sobre las personas.

Una Cataluña plural dentro de una España orgullosa de su diversidad.

Esto es en esencia lo que queremos reivindicar con motivo de la Diada de Cataluña. Una jornada que esperamos que pronto vuelva a ser verdaderamente de todos los catalanes.

Editorial SCC

Jóvenes disidentes en la UAB.

Viernes, Diciembre 16, 2016 - 20:45

En un contexto en que el espacio público en general y el educativo en particular están  copados por el nacionalismo, la emergencia en el campus de Bellaterra de un pequeño colectivo de estudiantes que alza la voz en defensa de la convivencia de Cataluña con el resto de España ha resultado imposible de digerir para los cachorros más reaccionarios del separatismo y del (sorprendentemente) autodenominado “antifascismo” que hasta ahora, y desde hace demasiado tiempo, campaban a sus anchas por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB).

Desde que se constituyó (hace unos pocos meses), la Agrupación de Jóvenes de Societat Civil Catalana de esta universidad (SCC-UAB) ha sufrido tantas agresiones como iniciativas públicas ha promovido. Los integrantes de todas las carpas desplegadas han sido ferozmente increpados, como se puede ver en este ilustrativo vídeo (https://www.youtube.com/watch?v=2m5w7ECnLZI).




Mejorar España o Destruir Cataluña.

Miércoles, Noviembre 16, 2016 - 18:23

Desde Societat Civil Catalana queremos expresar nuestra preocupación por el hecho de que una parte significativa de las cargos y autoridades locales y autonómicos en Cataluña estén utilizando impropiamente su poder para emprender acciones manifiestamente ilegales incurriendo, a la vez, en un evidente despilfarro de recursos públicos. Nos parece especialmente condenable la vulneración del principio democrático de neutralidad de las instituciones, en las que con frecuencia los símbolos partidistas desplazan a los oficiales de todos los catalanes, se hacen apelaciones a la desobediencia y a la transgresión de las leyes y resoluciones de los órganos judiciales y se fomenta el desprecio al actual marco constitucional tratando de devaluar su trascendencia y relevancia.

El populismo nacionalista está incurriendo en un claro y manifiesto abuso del poder que detenta. Sus dirigentes públicos se aprovechan del cargo y de las atribuciones inherentes al mismo frente a los que se encuentran en situación de dependencia o subordinación y tratan, además, de influir en los ciudadanos en beneficio de una determinada ideología. Es corrupción política de tintes totalitarios.  




Puigdemont no puede seguir siendo el presidente de la Generalitat.

Miércoles, Septiembre 28, 2016 - 23:08

Societat Civil Catalana muestra su preocupación por el plan de gobierno que ha presentado hoy Carles Puigdemont ante el Parlamento de Cataluña.

En su intervención el Sr. Puigdemont ha afirmado que el Gobierno de la Generalitat ya trabaja en la elaboración de todo aquello que es preciso para proceder a la declaración de independencia de Cataluña. Se trata de un desafío expreso no solamente a la Constitución sino también al Tribunal Constitucional, quien ha anulado la hoja de ruta secesionista y ha prohibido que se dé cualquier tipo de apoyo al proceso de secesión.

El proyecto de gobierno que se ha presentado ante la Cámara autonómica no es más que el detalle de un golpe de Estado que implicaría la ruptura unilateral de la soberanía española y el intento de imponer sobre Cataluña y los catalanes la autoridad de los secesionistas en contra tanto del Derecho interno como del Derecho internacional.




Razones para el bilingüismo.

Jueves, Septiembre 8, 2016 - 21:01

La cuestión del bilingüismo ocupa y preocupa a mucha gente en Cataluña. Desde Societat Civil Catalana consideramos que es un tema primordial sobre todo en un momento en el que se ha roto el consenso que sobre esta cuestión -aparentemente- existía. Pero el debate es polémico no en su esencia, sino en su concreción. Es decir, no en la cuestión de si el bilingüismo como realidad social debería ser considerado como una riqueza o, al contrario, como una dificultad. En este punto, el acuerdo sigue siendo muy generalizado -al margen de los sectores ultranacionalistas más radicales que afirman que el bilingüismo mata-. Acuerdo en el sentido de entender que es un rasgo distintivo y positivo de la sociedad catalana. Pero sí, en cambio, el tema es polémico e incómodo para muchos en su concreción, en la forma como este bilingüismo debería estar reflejado en la regulación legal, en la escuela y en la vida pública y cultural en general. Lo vemos, por ejemplo, en la absurda negativa de no permitir la vehicularidad del castellano en la enseñanza y en la voluntad política de excluirlo del espacio público institucional.




Agenda SCC


Miércoles, Marzo 29, 2017
The upcoming date less then 1 day.

Sede de SCC (C/ Còrsega, 270, 3º 5ª, 08003, Barcelona)

Jueves, Marzo 30, 2017
To event remaining 1 day

Sede de Societat Civil Catalana (C/ Còrsega, 270, 3º 5ª, 08008, Barcelona).

Jueves, Marzo 23, 2017

Sede de Societat Civil Catalana (C/Còrsega, 270, 3º 5ª, 08808, Barcelona).

Domingo, Marzo 19, 2017

Plaza de la Estación de Sant Cugat.

Noticias

Martes, Marzo 21, 2017 - 16:48

El colectivo de estudiantes de Societat Civil Catalana (SCC) de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) ha presentado esta mañana una nueva queja ante la rectora de esta Universidad, en esta ocasión para denunciar una campaña de recogida de firmas que inició ayer la autodenominada Plataforma Antifascista, con el declarado objetivo de expulsarlos del campus.




Domingo, Marzo 19, 2017 - 15:45

Más de 15.000 personas se suman a la manifestación

 




Jueves, Marzo 16, 2017 - 13:42

Societat Civil Catalana ha ofrecido este jueves una rueda de prensa que ha contado con las intervenciones del vicepresidente de la entidad, José Domingo, el vocal de la Junta Directiva, Rafael Arenas, y el coordinador de los jóvenes de la asociación, Josep Lago.




Martes, Marzo 14, 2017 - 18:10

Societat Civil Catalana (SCC) pone en conocimiento de la opinión pública que:




Lunes, Marzo 13, 2017 - 14:11

La sentencia dictada este lunes por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) pone fin (a falta del previsible recurso de que será objeto ante el Tribunal Supremo) al lamentable episodio vivido cuando, en contra de las reglas básicas de la democracia, el señor Mas decidió continuar con la celebración de la consulta del 9 de noviembre de 2014, pese a la prohibición dictada por el Tribunal Constitucional.




Miércoles, Marzo 8, 2017 - 11:25

Societat Civil Catalana ha celebrado este miércoles la conferencia ‘La dinámica económica Cataluña-España en la Europa actual’, dentro del marco de los desayunos de Economía y Empresa que organiza la entidad.




 

SOCIETAT CIVIL CATALANA
Asociación Cívica y Cultural

Còrsega 270, 3r 5ª
08008 Barcelona
SPAIN

T · +34 93 624 32 37
comunicacio@societatcivilcatalana.cat