SCC exige al Gobierno que no consagre la imposición monolingüe en la educación catalana

La entidad constitucionalista se muestra consternada ante el principio de acuerdo para excluir al español como lengua vehicular en Cataluña y reclama poner fin a una política lingüística en la escuela injusta, discriminatoria y contraria a los principios pedagógicos de la UNESCO. 

Durante el día de ayer diversos medios de comunicación publicaron que los grupos parlamentarios del PSOE, Podemos y ERC están negociando una enmienda a la nueva Ley de Educación (LOMLOE) en la que se excluye al español como lengua vehicular en las regiones bilingües. Societat Civil Catalana quiere expresar su consternación ante esta información, ya que esta medida -en caso de consumarse- será contraria al espíritu de la Constitución y a las decisiones de los tribunales, dañará derechos fundamentales y civiles básicos, se alejará de la realidad sociolingüística de Cataluña y se opondrá a los principios pedagógicos de la enseñanza de las lenguas en regiones bilingües que establece la UNESCO[1]

La consagración en la legislación estatal de las tesis que ha venido defendiendo el nacionalismo catalán y ERC en los últimos años en materia lingüística en la escuela significaría una humillación inaceptable para millones de catalanes que han sufrido una década nacional-populismo independentista y confían en que el Estado ampare sus derechos y supere por fin el marco mental y cultural del nacionalismo, así como un golpe para el movimiento en defensa de los derechos civiles de los hispanohablantes.

El monolingüismo en catalán impuesto que hemos vivido durante décadas es contrario al patrimonio cultural histórico de Cataluña y es injusto y discriminatorio para los hispanohablantes. Se ha convertido en un sistema de aculturación impuesta para la mayoría de la población catalana, así como una causa de fracaso escolar para una parte de esta población[2]. Pero el monolingüismo educativo es también perjudicial para los catalanohablantes, pues supone un claro empobrecimiento cultural y lastra sus oportunidades promoción profesional.

SCC es una entidad plural y diversa, donde hay distintas opiniones sobre la forma de articular la convivencia lingüística en las aulas de Cataluña. No es nuestra misión proponer el modelo exacto que garantice los derechos lingüísticos, la cohesión social y el respeto a nuestro patrimonio cultural bilingüe desde hace siglos. Pero como casa común de los constitucionalistas catalanes sí tenemos claro que hay unas líneas rojas que no pueden traspasarse.

El español, idioma materno de la mayoría de catalanes, no puede seguir siendo tratado como un idioma extranjero ni en la educación ni en la esfera pública catalana. La inmersión lingüística no es de ningún modo el camino para articular la convivencia lingüística, pues no tiene base sociocultural ni pedagógica y limita derechos civiles y fundamentales de la ciudadanía. Es de sentido común que la lengua oficial del Estado sea vehicular en todo su territorio, como sucede en cualquier país europeo, al mismo tiempo que lo son otras lenguas cooficiales. La imposición monolingüe fue equivocada durante la dictadura, y lo sigue siendo ahora aunque cambien las tornas del idioma impuesto en exclusiva.

Societat Civil Catalana reclama con toda la convicción al Gobierno de España que no lleve a cabo la transacción legislativa con Podemos y ERC para excluir al español como lengua vehicular de la educación catalana. Al contrario, después de cuatro décadas es el momento de hacer efectivo el derecho a una educación bilingüe de calidad.

[1] Para considerar la inmersión lingüística un método pedagógico aceptable, la UNESCO tiene como requisitos que sea voluntario y que no supere el 70% de las asignaturas, ninguno de los cuales se cumple en Cataluña. En todos sus documentos la UNESCO recuerda el derecho a la educación en lengua materna. Por ejemplo, la Convención sobre los Derechos del Niño (1989).
[2] Entre otros estudios, cfr. Jorge Calero y Álvaro Choi: “Efectos de la inmersión lingüística sobre el alumnado castellanoparlante en Cataluña” o los estudios de Convivencia Cívica sobre el efecto de la inmersión en el rendimiento del alumnado extranjero o en las capacidades lectoras.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp