Societat Civil Catalana expresa su profunda decepción y lamenta la aprobación de los indultos

Societat Civil Catalana expresa su profunda decepción y lamenta la aprobación inminente de los indultos a los líderes independentistas condenados por sedición. Desde hace semanas hemos expresado nuestra firme oposición a la concesión de una medida de gracia para la que no se dan las condiciones mínimas que garanticen su orientación a la utilidad pública.

Nuestra oposición y rechazo tiene razones claras: la sentencia a los líderes del Procés por parte del Tribunal Supremo se dictó tras un juicio justo, público y abierto, atendiendo a todas las garantías y todos los procedimientos procesales. Los hechos sentenciados revistieron una enorme gravedad, afectaron al corazón de nuestra democracia constitucional, fueron conscientemente preparados, vulneraron derechos fundamentales y tuvieron graves consecuencias sociales, económicas y políticas. No ha habido, además, claro arrepentimiento y resarcimiento, sino apelaciones a que “lo volveremos a hacer”.

Societat Civil Catalana lamenta también que la medida se apruebe tras una inaceptable humillación a la democracia constitucional española por parte de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, que debería llevar a la asunción inmediata de responsabilidades en las más altas instancias diplomáticas.

La situación conduce a una sensación de abatimiento en una parte importante de los catalanes que defendieron cívicamente el pacto constitucional durante el otoño de 2017. Es nuestro derecho exigir que el Gobierno de España conozca y se haga cargo de este sentimiento extendido y abra de forma rápida cauces para que esta parte sustantiva de la ciudadanía catalana se sepa reconocida en su existencia y escuchada en sus demandas. Llevaremos a cabo todas las acciones cívicas y democráticas necesarias para no volver a ser nunca moneda de cambio.

El diálogo político no puede consistir en un regateo ni en una espiral de contentamiento con el independentismo. Debe atender a todas las voces de la sociedad y debe producirse en el marco de los Parlamentos, de las Cortes y de aquellos cauces previstos por la Constitución. Debe atender, muy particularmente, las demandas de aquellos que durante décadas hemos sufrido la invisibilización permanente del nacionalismo y el orillamiento habitual del poder central.

Finalmente, queremos expresar nuestro agradecimiento a las instituciones del Estado que pararon la insurrección independentista de 2017 y reiteramos nuestro compromiso con la Constitución, la separación de poderes y la reconstrucción de la convivencia en Cataluña.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp