INTERNACIONAL  · ORGANIZACIÓN  ·  COMUNICADOS   ·  DOCUMENTOS   ·  CONTACTA  ·  CAT    

Societat Civil Catalana reclama al Gobierno que no permita que el independentismo pise los derechos y libertades de los constitucionalistas y demócratas

La entidad condena, una vez más, los actos antidemocráticos de desorden público y violencia provocados por el separatismo radical y recuerda que, de nuevo, ha quedado claro que no son mayoría en Cataluña

Las acciones antidemocráticas por parte del secesionismo más radical no cesan. De forma continuada se están cortando carreteras, tanto en puntos clave de las autopistas como en las grandes ciudades. Sus actos están comportando la vulneración de derechos y libertades muchas personas que no comparten su causa y se quieren ganar la vida honradamente, además de las pérdidas económicas que comportan este tipo de parálisis.

En un momento tan complicado como el que estamos viviendo es más importante que nunca que se actúe en defensa de la democracia y el Estado de derecho. Lamentablemente, como era de esperar, el gobierno de la Generalitat, representante del Estado en Cataluña, no sólo no está dispuesto a hacerlo, sino que tampoco lo condena. Es más, empleando un lenguaje sutil, a través del presidente Torra, les está animando a seguir adelante.

Por tanto, el Gobierno de todos los españoles debe ordenar a las autoridades encargadas de velar por el cumplimiento de la ley que actúen en defensa de la democracia, restablezcan el orden en Cataluña y pongan fin de una vez por todas a esta ola de violencia que tanto dolor está causando. Pese a estar inmersos en un periodo postelectoral la situación en Cataluña no puede esperar, cada vez es más grave.

De hecho, sabemos que estas acciones no son secundadas por una parte del independentismo porque son muy conscientes de que no son democráticas. Además debemos recordar que en estas elecciones, en las que se han presentado las tres principales fuerzas políticas independentistas representadas en el Parlament, los partidarios de la secesión se han quedado en el 42% en relación al conjunto de la población catalana. 

Una vez más, en una votación con urnas legalmente establecidas, se han quedado por debajo del 50%. Sin embargo, analizando sus declaraciones más recientes, es evidente que no tienen ninguna voluntad de fomentar la convivencia y la concordia entre los catalanes. Este hecho evidencia que no quieren establecer ningún tipo de diálogo y menos en un marco de respeto a la Constitución, sino que no les importa que haya desorden público mientras la finalidad sea alcanzar su objetivo político.

Editorial SCC

Jóvenes disidentes en la UAB.

Viernes, Diciembre 16, 2016 - 20:45

En un contexto en que el espacio público en general y el educativo en particular están  copados por el nacionalismo, la emergencia en el campus de Bellaterra de un pequeño colectivo de estudiantes que alza la voz en defensa de la convivencia de Cataluña con el resto de España ha resultado imposible de digerir para los cachorros más reaccionarios del separatismo y del (sorprendentemente) autodenominado “antifascismo” que hasta ahora, y desde hace demasiado tiempo, campaban a sus anchas por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB).

Desde que se constituyó (hace unos pocos meses), la Agrupación de Jóvenes de Societat Civil Catalana de esta universidad (SCC-UAB) ha sufrido tantas agresiones como iniciativas públicas ha promovido. Los integrantes de todas las carpas desplegadas han sido ferozmente increpados, como se puede ver en este ilustrativo vídeo (https://www.youtube.com/watch?v=2m5w7ECnLZI).




Mejorar España o Destruir Cataluña.

Miércoles, Noviembre 16, 2016 - 18:23

Desde Societat Civil Catalana queremos expresar nuestra preocupación por el hecho de que una parte significativa de las cargos y autoridades locales y autonómicos en Cataluña estén utilizando impropiamente su poder para emprender acciones manifiestamente ilegales incurriendo, a la vez, en un evidente despilfarro de recursos públicos. Nos parece especialmente condenable la vulneración del principio democrático de neutralidad de las instituciones, en las que con frecuencia los símbolos partidistas desplazan a los oficiales de todos los catalanes, se hacen apelaciones a la desobediencia y a la transgresión de las leyes y resoluciones de los órganos judiciales y se fomenta el desprecio al actual marco constitucional tratando de devaluar su trascendencia y relevancia.

El populismo nacionalista está incurriendo en un claro y manifiesto abuso del poder que detenta. Sus dirigentes públicos se aprovechan del cargo y de las atribuciones inherentes al mismo frente a los que se encuentran en situación de dependencia o subordinación y tratan, además, de influir en los ciudadanos en beneficio de una determinada ideología. Es corrupción política de tintes totalitarios.  




Puigdemont no puede seguir siendo el presidente de la Generalitat.

Miércoles, Septiembre 28, 2016 - 23:08

Societat Civil Catalana muestra su preocupación por el plan de gobierno que ha presentado hoy Carles Puigdemont ante el Parlamento de Cataluña.

En su intervención el Sr. Puigdemont ha afirmado que el Gobierno de la Generalitat ya trabaja en la elaboración de todo aquello que es preciso para proceder a la declaración de independencia de Cataluña. Se trata de un desafío expreso no solamente a la Constitución sino también al Tribunal Constitucional, quien ha anulado la hoja de ruta secesionista y ha prohibido que se dé cualquier tipo de apoyo al proceso de secesión.

El proyecto de gobierno que se ha presentado ante la Cámara autonómica no es más que el detalle de un golpe de Estado que implicaría la ruptura unilateral de la soberanía española y el intento de imponer sobre Cataluña y los catalanes la autoridad de los secesionistas en contra tanto del Derecho interno como del Derecho internacional.




El desafío separatista y la gobernabilidad.

Jueves, Septiembre 1, 2016 - 14:23

De los muchos desafíos a los que se enfrenta España en estos momentos, el más grave es el que plantean los separatistas en Cataluña. Lo es, en primer lugar, porque afecta a la existencia misma de España como Estado y al mantenimiento de la comunidad política soberana que formamos todos los españoles; y en segundo término porque de consumarse el terremoto político anunciado por los nacionalistas catalanes los perjuicios económicos y sociales afectarían al conjunto de los españoles y a la estabilidad europea. Finalmente, lo es porque las administraciones públicas catalanas de una forma expresa han escenificado su rechazo a ser consideradas ya como administraciones españolas y aparentan actuar como instituciones de un Estado independiente.




 

SOCIETAT CIVIL CATALANA
Asociación Cívica y Cultural

Còrsega 270, 3r 5ª
08008 Barcelona
SPAIN

T · +34 93 624 32 37
comunicacio@societatcivilcatalana.cat