INTERNACIONAL  · ORGANIZACIÓN  ·  COMUNICADOS   ·  DOCUMENTOS   ·  CONTACTA  ·  CAT    

Societat Civil Catalana asegura que la sentencia reafirma su respeto escrupuloso a los derechos fundamentales y a los principios democráticos

La entidad lamenta ser objeto de acoso por parte del nacionalismo mediante estigmatizaciones absurdas
Además rechaza el hecho de que la inmunidad parlamentaria haya sido utilizada para eludir la responsabilidad derivada de la vulneración del derecho al honor de la asociación

El Juzgado de Primera Instancia núm. 41 de Barcelona, en su Sentencia de 5 de enero de 2019, ha acogido íntegramente la demanda presentada por Societat Civil Catalana (SCC) en la que pedía que se condenara a los firmantes de un manifiesto atentatorio contra el honor de la entidad. A los demandados no solamente se les prohíbe que imputen a la asociación conductas idénticas o similares a las que se recogían en dicho manifiesto, sino que también han de publicar a su costa en el diario “La Vanguardia” el encabezamiento y fallo de la sentencia, indemnizar con 15.000 euros a SCC y pagar las costas del juicio.

El 30 de octubre de 2015 se difundía un manifiesto en el que se vinculaba a SCC con la defensa de los crímenes contra la humanidad, el nazismo y el franquismo.

La sentencia afirma que no se aprecia “que exista prueba alguna que permita afirmar que SCC defiende los crímenes contra la humanidad, del nazismo y el franquismo; o que hace exaltación del nazismo y del franquismo”.

Los firmantes del manifiesto incluían a “Comissión de la dignitat”, “Amical de Mauthausen i altres camps i de totes les víctimes del nazisme d’Espanya”; SOS Racisme de Catalunya”; “Fundació Privada Congrés de Cultura Catalana”, “Fundació Catalunya. Fons per a la defensa del drets del Catalans” y al Sr. Marcus Pucnik, todos ellos condenados de acuerdo con lo que se acaba de indicar.

Entre los firmantes del manifiesto se encontraban también Josep Maria Terricabres, Ernest Maragall, Ramón Tremosa, Jordi Sebastiá, Josu Juaristi y Lidia Senra; eurodiputados en el momento de la firma del manifiesto y de la presentación de la demanda. Todos ellos fueron también demandados por SCC, pero alegaron su inmunidad parlamentaria para ser excluidos del proceso; alegación que fue atendida por los tribunales de tal manera que pese a haber firmado el manifiesto no son finalmente condenados por causa de dicha inmunidad.

Llamamos la atención sobre el hecho de que la inmunidad parlamentaria haya sido utilizada para eludir la responsabilidad derivada de la vulneración del derecho al honor de SCC. El recurso a esta inmunidad para eludir la responsabilidad por los propios actos, buscando un privilegio respecto al resto de los firmantes del manifiesto, es incompatible con la dignidad de un representante electo y puede dañar la de la institución en la que participa.

SCC ha sido objeto de un acoso permanente por parte del nacionalismo. La entidad respeta escrupulosamente los derechos fundamentales y los principios democráticos, y desde estos principios se opone radicalmente al nacionalismo. La pretensión de evitar el debate con SCC mediante su estigmatización es absurda, carece totalmente de fundamento y solamente se explica por el intento nacionalista de ubicar en la extrema derecha a todo aquel que cuestione sus planteamientos.

La sentencia de 5 de enero de 2019 confirma que no existe base para acusar a SCC de comportamientos contrarios a los principios democráticos. La entidad continuará defendiendo su dignidad, que es la de todos los que comparten sus valores e ideales.

Editorial SCC

Jóvenes disidentes en la UAB.

Viernes, Diciembre 16, 2016 - 20:45

En un contexto en que el espacio público en general y el educativo en particular están  copados por el nacionalismo, la emergencia en el campus de Bellaterra de un pequeño colectivo de estudiantes que alza la voz en defensa de la convivencia de Cataluña con el resto de España ha resultado imposible de digerir para los cachorros más reaccionarios del separatismo y del (sorprendentemente) autodenominado “antifascismo” que hasta ahora, y desde hace demasiado tiempo, campaban a sus anchas por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB).

Desde que se constituyó (hace unos pocos meses), la Agrupación de Jóvenes de Societat Civil Catalana de esta universidad (SCC-UAB) ha sufrido tantas agresiones como iniciativas públicas ha promovido. Los integrantes de todas las carpas desplegadas han sido ferozmente increpados, como se puede ver en este ilustrativo vídeo (https://www.youtube.com/watch?v=2m5w7ECnLZI).




Mejorar España o Destruir Cataluña.

Miércoles, Noviembre 16, 2016 - 18:23

Desde Societat Civil Catalana queremos expresar nuestra preocupación por el hecho de que una parte significativa de las cargos y autoridades locales y autonómicos en Cataluña estén utilizando impropiamente su poder para emprender acciones manifiestamente ilegales incurriendo, a la vez, en un evidente despilfarro de recursos públicos. Nos parece especialmente condenable la vulneración del principio democrático de neutralidad de las instituciones, en las que con frecuencia los símbolos partidistas desplazan a los oficiales de todos los catalanes, se hacen apelaciones a la desobediencia y a la transgresión de las leyes y resoluciones de los órganos judiciales y se fomenta el desprecio al actual marco constitucional tratando de devaluar su trascendencia y relevancia.

El populismo nacionalista está incurriendo en un claro y manifiesto abuso del poder que detenta. Sus dirigentes públicos se aprovechan del cargo y de las atribuciones inherentes al mismo frente a los que se encuentran en situación de dependencia o subordinación y tratan, además, de influir en los ciudadanos en beneficio de una determinada ideología. Es corrupción política de tintes totalitarios.  




Puigdemont no puede seguir siendo el presidente de la Generalitat.

Miércoles, Septiembre 28, 2016 - 23:08

Societat Civil Catalana muestra su preocupación por el plan de gobierno que ha presentado hoy Carles Puigdemont ante el Parlamento de Cataluña.

En su intervención el Sr. Puigdemont ha afirmado que el Gobierno de la Generalitat ya trabaja en la elaboración de todo aquello que es preciso para proceder a la declaración de independencia de Cataluña. Se trata de un desafío expreso no solamente a la Constitución sino también al Tribunal Constitucional, quien ha anulado la hoja de ruta secesionista y ha prohibido que se dé cualquier tipo de apoyo al proceso de secesión.

El proyecto de gobierno que se ha presentado ante la Cámara autonómica no es más que el detalle de un golpe de Estado que implicaría la ruptura unilateral de la soberanía española y el intento de imponer sobre Cataluña y los catalanes la autoridad de los secesionistas en contra tanto del Derecho interno como del Derecho internacional.




El desafío separatista y la gobernabilidad.

Jueves, Septiembre 1, 2016 - 14:23

De los muchos desafíos a los que se enfrenta España en estos momentos, el más grave es el que plantean los separatistas en Cataluña. Lo es, en primer lugar, porque afecta a la existencia misma de España como Estado y al mantenimiento de la comunidad política soberana que formamos todos los españoles; y en segundo término porque de consumarse el terremoto político anunciado por los nacionalistas catalanes los perjuicios económicos y sociales afectarían al conjunto de los españoles y a la estabilidad europea. Finalmente, lo es porque las administraciones públicas catalanas de una forma expresa han escenificado su rechazo a ser consideradas ya como administraciones españolas y aparentan actuar como instituciones de un Estado independiente.




 

SOCIETAT CIVIL CATALANA
Asociación Cívica y Cultural

Còrsega 270, 3r 5ª
08008 Barcelona
SPAIN

T · +34 93 624 32 37
comunicacio@societatcivilcatalana.cat