Rompimos el silencio, cambiamos la historia.

 

Manifiesto en conmemoración de la manifestación constitucionalista del 8 de octubre de 2017

 

El 8 de octubre es una fecha que los demócratas, los que luchamos por la libertad y la justicia, y los que defendemos los valores de la igualdad y la solidaridad, debemos recordar.

 

En el año 2017, un 8 de octubre, cientos de miles de personas dejamos claro en Cataluña, en el resto de España y en el mundo, que era falso el reaccionario discurso nacionalista que hablaba del deseo unánime de la ciudadanía catalana por conseguir un referéndum para alcanzar la secesión.

 

Ese día se produjo un auténtico vendaval cívico de protesta y hartazgo ante el abuso del poder y la inexistencia de contrapesos que se le opusieran en Cataluña.

 

Ese día esa mayoría silenciada ,que no silenciosa, dijimos ¡Basta! Y “ROMPIMOS el SILENCIO, CAMBIAMOS la HISTORIA”. Se internacionalizó que lo del “pueblo oprimido” no era sostenible, que el problema no era entre la Cataluña nacionalista y el "malvado” Estado español.

 

Ese día, lo que se reflejó es que el conflicto estaba dentro de Cataluña; entre los que habían sido invisibilizados y los que detentaban la hegemonía, el acceso al erario público y además ocupaban el poder político.

 

Invitamos a todos los demócratas, a los y las luchadoras por la libertad y la justicia, a quienes defienden los valores de la igualdad, la solidaridad, la fraternidad y el pluralismo, a quienes tienen en la Constitución la principal garantía de sus derechos y la convivencia democrática, a celebrar la efeméride del 8 de octubre.

 

Es el momento de pedir que se dediquen espacios públicos en Cataluña para recordar que en 2017 hubo un clamor por la democracia y la libertad.

 

Sostenemos que la ciudadanía siempre luchará contra las injusticias, contra todo discurso secesionista y excluyente con sus políticas efectuadas con cargo al presupuesto público, que quieren anular a esa mayoría expropiada de muchos derechos y silenciada en el espacio público.

 

El 8 de octubre debe ser una fecha para recordar y celebrar.

 

No podemos seguir considerando que una supuesta derrota en una interesadamente malinterpretada guerra pueda ser la fiesta de todos.

 

Subrayamos nuestro afán por consolidar una Cataluña integradora, plural e inclusiva para toda su ciudadanía.

 

 

Editorial SCC

Jóvenes disidentes en la UAB.

Viernes, Diciembre 16, 2016 - 20:45

En un contexto en que el espacio público en general y el educativo en particular están  copados por el nacionalismo, la emergencia en el campus de Bellaterra de un pequeño colectivo de estudiantes que alza la voz en defensa de la convivencia de Cataluña con el resto de España ha resultado imposible de digerir para los cachorros más reaccionarios del separatismo y del (sorprendentemente) autodenominado “antifascismo” que hasta ahora, y desde hace demasiado tiempo, campaban a sus anchas por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB).

Desde que se constituyó (hace unos pocos meses), la Agrupación de Jóvenes de Societat Civil Catalana de esta universidad (SCC-UAB) ha sufrido tantas agresiones como iniciativas públicas ha promovido. Los integrantes de todas las carpas desplegadas han sido ferozmente increpados, como se puede ver en este ilustrativo vídeo (https://www.youtube.com/watch?v=2m5w7ECnLZI).




Mejorar España o Destruir Cataluña.

Miércoles, Noviembre 16, 2016 - 18:23

Desde Societat Civil Catalana queremos expresar nuestra preocupación por el hecho de que una parte significativa de las cargos y autoridades locales y autonómicos en Cataluña estén utilizando impropiamente su poder para emprender acciones manifiestamente ilegales incurriendo, a la vez, en un evidente despilfarro de recursos públicos. Nos parece especialmente condenable la vulneración del principio democrático de neutralidad de las instituciones, en las que con frecuencia los símbolos partidistas desplazan a los oficiales de todos los catalanes, se hacen apelaciones a la desobediencia y a la transgresión de las leyes y resoluciones de los órganos judiciales y se fomenta el desprecio al actual marco constitucional tratando de devaluar su trascendencia y relevancia.

El populismo nacionalista está incurriendo en un claro y manifiesto abuso del poder que detenta. Sus dirigentes públicos se aprovechan del cargo y de las atribuciones inherentes al mismo frente a los que se encuentran en situación de dependencia o subordinación y tratan, además, de influir en los ciudadanos en beneficio de una determinada ideología. Es corrupción política de tintes totalitarios.  




Puigdemont no puede seguir siendo el presidente de la Generalitat.

Miércoles, Septiembre 28, 2016 - 23:08

Societat Civil Catalana muestra su preocupación por el plan de gobierno que ha presentado hoy Carles Puigdemont ante el Parlamento de Cataluña.

En su intervención el Sr. Puigdemont ha afirmado que el Gobierno de la Generalitat ya trabaja en la elaboración de todo aquello que es preciso para proceder a la declaración de independencia de Cataluña. Se trata de un desafío expreso no solamente a la Constitución sino también al Tribunal Constitucional, quien ha anulado la hoja de ruta secesionista y ha prohibido que se dé cualquier tipo de apoyo al proceso de secesión.

El proyecto de gobierno que se ha presentado ante la Cámara autonómica no es más que el detalle de un golpe de Estado que implicaría la ruptura unilateral de la soberanía española y el intento de imponer sobre Cataluña y los catalanes la autoridad de los secesionistas en contra tanto del Derecho interno como del Derecho internacional.




El desafío separatista y la gobernabilidad.

Jueves, Septiembre 1, 2016 - 14:23

De los muchos desafíos a los que se enfrenta España en estos momentos, el más grave es el que plantean los separatistas en Cataluña. Lo es, en primer lugar, porque afecta a la existencia misma de España como Estado y al mantenimiento de la comunidad política soberana que formamos todos los españoles; y en segundo término porque de consumarse el terremoto político anunciado por los nacionalistas catalanes los perjuicios económicos y sociales afectarían al conjunto de los españoles y a la estabilidad europea. Finalmente, lo es porque las administraciones públicas catalanas de una forma expresa han escenificado su rechazo a ser consideradas ya como administraciones españolas y aparentan actuar como instituciones de un Estado independiente.




 

SOCIETAT CIVIL CATALANA
Asociación Cívica y Cultural

Còrsega 270, 3r 5ª
08008 Barcelona
SPAIN

T · +34 93 624 32 37
info@societatcivilcatalana.cat