Elda Mata es elegida presidenta de Societat Civil Catalana

Societat Civil Catalana inicia una nueva etapa liderada por la empresaria gerundense Elda Mata. La Asamblea anual de socios de SCC ha elegido esta mañana una nueva Junta Directiva y ha despedido el mandato de Fernando Sánchez Costa. La candidatura de Elda Mata ha obtenido el 99% de los votos y el plan estratégico que ha presentado ha sido avalado por unanimidad.

De este modo, Elda Mata Miró-Sans se convierte en la primera presidenta de Societat Civil Catalana. Nacida en Barcelona (1953), ha ejercido su carrera profesional como empresaria y gerente de diversos negocios agropecuarios y turísticos en la provincia de Girona. Desde 1983 vive con su familia en Ullà, un pequeño pueblo de la comarca del Baix Empordà, donde ha sido durante 17 años voluntaria, vocal y presidenta de la Asamblea local de Cruz Roja.

Sin vinculación ni militancia política, Elda Mata asumió en 2019 la presidencia provincial de SCC Girona, convirtiéndola en la territorial más activa de Cataluña. Un año más tarde Sánchez Costa le propuso asumir la vicepresidencia Territorial de Societat Civil Catalana, cargo que ha ejercido hasta hoy. Elda Mata es conocida como una muy buena gestora y como una mujer independiente comprometida con la defensa de los derechos constitucionales de los ciudadanos desde el activismo civil.

La Asamblea de Societat Civil Catalana ha aprobado la propuesta de Junta Directiva presentada por Elda Mata. Es una Junta significativamente más reducida y operativa con respecto a las que había dirigido Sánchez Costa. La única vicepresidencia la ocupará el médico Álex Ramos, la secretaría el abogado Eloy Moreno y la tesorería la ejercerá la empresaria Maraya Perinat. La Junta consta también de cinco vocales: Jorge Fernández Argüelles (Territorial), Ferran Brunet (Economía), Caterina Mieras (Análisis), Eladio de Miguel (Sectorial) y Ángela Herrero (Cultura y Lengua).

En la presentación de su candidatura, la nueva presidenta ha prometido firmeza en defensa de los derechos constitucionales de todos los catalanes. Mata ha advertido a la Generalitat que Societat Civil Catalana actuará judicialmente cuando el Govern intente saltarse la ley. Ha reforzado también su compromiso con el crecimiento constitucionalista fuera del área metropolitana de Barcelona y ha subrayado la importancia de la colaboración entre entidades constitucionalistas para lograr un vuelco en Cataluña. En ese sentido ha hecho una llamada a todos los actores civiles, sociales y económicos a involucrarse para evitar el declive económico que vive la sociedad catalana. 

La Asamblea ha aprobado también las cuentas de 2021 y el presupuesto de 2022, que asciende a 378.000€. La dirección de la entidad ha informado que Societat Civil Catalana no tiene deuda y ha logrado el pleno equilibrio presupuestario. Han participado en el encuentro 171 socios (el 34% del censo de socios con derecho a voto). 

El desarrollo del encuentro anual de socios ha estado marcado por la emotividad, pues Sánchez Costa se ha despedido junto a la Junta Directiva anterior después de tres años al frente de SCC. Su informe de gestión ha sido avalado por unanimidad. El presidente saliente ha hecho un discurso fundamentalmente de agradecimiento y ha querido subrayar la importancia histórica de Societat Civil Catalana para romper la espiral del silencio y frenar el Procés, así como para contribuir a la reconstrucción de Cataluña en el marco del proyecto común español. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp