Informe de SCC: Existe correlación entre el consumo de TV3 y la radicalización identitaria

Societat Civil Catalana presentó el martes 28 de septiembre, en el Col·legi de Periodistas de Barcelona, el informe “Mapas de la fractura: voto, lengua, renta y medios de comunicación en Cataluña (2006-2021)“. El trabajo analiza y cruza los datos de más de 47 encuestas (90.000 entrevistados)  para comprender los cambios en la estructura de la opinión pública catalana en los últimos 15 años. El informe ha sido elaborado por el Observatori Electoral de Catalunya, ligado a la entidad constitucionalista. 


El estudio demuestra con datos estadísticos las grandes fracturas que dividen a la población catalana y enmarcan sus opciones ideológicas y sus sentimientos de pertenencia. El apoyo a la secesión es claramente más alto entre los catalanes de lengua materna catalana (una diferencia de más de 50 puntos), entre los segmentos de renta acomodada y en las zonas rurales. Los datos demuestran también un salto abrupto en el año 2012, coincidiendo con el giro estratégico de la antigua Convergencia, así como un estancamiento de todos los indicadores a partir del año 2014. 

Uno de los datos más significativos del estudio es la llamativa correlación entre endurecimiento identitario y consumo de medios públicos catalanes (Tv3 y Catalunya Ràdio). Si se analiza la evolución de los ciudadanos que se consideran “solo catalanes”, se aprecia un aumento diferencial entre los que siguen estos medios. Y eso pasa en todos los segmentos. En el año 2006, prácticamente no había ningún castellano-hablante que se considerara “solo catalán”, independientemente de si seguía los medios públicos autonómicos o no. En el año 2020, existe una diferencia notable, como se ve en las gráficas, de más de 20 puntos. También entre los catalanohablantes existe un “gap” de casi 25 puntos entre los que afirman sentirse “sólo catalanes”, en correlación a si ven o no los medios autonómicos.

La diferencia es todavía mayor en el apoyo a la secesión. Sólo un 16,7 de los castellanohablantes que no ven los medios públicos autonómicos votarían sí a la independencia, mientras que ese porcentaje sube al 58,6% entre los castellanohablantes que siguen TV3 y Cataluña Radio. El apoyo expreso a la independencia es 25 puntos mayor entre los catalanohablantes que siguen estos medios a quienes no los siguen. 

En general, el estudio constata que se ha producido un desplazamiento y estrechamiento ideológico de la población catalanohablante (particularmente en las zonas del interior), hacia un sentimiento identitario más binario y disyuntivo. En cambio, la población castellanohablante ha mantenido en buena medida los mismos sentimientos de identidad duales y complementarios que mostraba hace 15 años. Finalmente, el trabajo revela la oposición de la mayoría de catalanes a la política lingüística que ha seguido el gobierno catalán estos últimos lustros. 

Presentaron el informe los catedráticos José María Oller y Adolf Tobeña, que llevan años trabajando junto a otros compañeros y académicos en el análisis de la realidad catalana desde un punto de vista sociológico y han publicado diversos artículos en revistas internacionales. El presidente de SCC, Fernando Sánchez Costa, interpretó los datos como la confirmación de que “lo que hemos vivido en Cataluña ha sido en buena medida un chovinismo del bienestar”. 

Descargar informe completo: DESCARGA

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp