ORGANIZACIÓN  ·  COMUNICADOS   ·  DOCUMENTOS   ·  CONTACTA  ·  CAT    

Democracia, Libertad, Estado de Derecho

El sentido común y una voluntad decidida de poner fin a un proceso que nos ha sumido en la confrontación, la confusión, el dolor y la desesperanza es lo que nos mueve.

Los riesgos del proceso independentista que venimos advirtiendo desde hace años ahora han alcanzado su máxima visibilidad: los nacionalistas han llegado hasta el mismo borde del precipicio y ahora quieren lanzar a  la sociedad catalana al vacío.

Han demostrado que no les importa vulnerar nuestro sistema de derechos y libertades, instrumentalizar las instituciones al servicio de sus objetivos e, incluso, quebrar nuestra convivencia, fomentando, desde el poder, el odio entre los conciudadanos. Todo vale con tal de alcanzar su propósito.

Ahí están los resultados: discusiones continuas en las familias y entre amigos, personas y entidades señaladas - ¡incluso agredidas! - por discrepar; fuga de empresas; y hasta menores enfrentados en las  aulas por cuestiones que en realidad son incapaces de comprender. Todos experimentamos una sensación compartida de profunda tristeza y enorme desasosiego.

Hay tensión social y para muchos es difícilmente soportable. Independentistas y no nacionalistas nos miramos con recelo. Hoy somos una sociedad dividida y debemos asumir que tenemos que empezar urgentemente a tender puentes. Por nosotros no quedará.

Esta manifestación marcará un antes y un después. Cientos de miles de personas, de Cataluña y del resto de España, nos hemos reunido en Barcelona para hacernos visibles y reclamar “seny”.

Ningún actor político debe obviar que los catalanes no nacionalistas formamos parte del paisaje y que somos también sociedad catalana. Se acabó la marginación: tenemos derecho a ser escuchados y a ser tenidos en cuenta.

¡Que nadie vuelva a hablar de Cataluña como si fuera solamente de los nacionalistas!

Somos catalanes orgullosos de nuestra condición de españoles y europeos.

Desde aquí le decimos al Presidente de la Generalitat, a la Presidenta del Parlament, a las formaciones y grupos independentistas, a los sindicatos, a las entidades patronales que cuando hablen en nombre del pueblo de Cataluña no se olviden intencionadamente de nosotros. Que tampoco lo hagan el Gobierno de España y los partidos políticos nacionales. Cataluña somos todos, no es de los nacionalistas.

Sin nosotros no hay solución. El problema no es entre Cataluña y España, ni de catalanes con el resto de los españoles, es fundamentalmente de catalanes. El nacionalismo es el principal responsable de enquistarlo en el seno de la sociedad catalana.

Oirán nuestra voz, no van a tener otro remedio, porque ya no nos vamos a callar más. Una voz firme y serena que pide que el discurso político preeminente en Cataluña deje de construirse sobre el ideario nacionalista obligatorio.

No somos excluyentes, tenemos y queremos convivir con los conciudadanos nacionalistas. Por ello, deseamos que nuestras instituciones asuman nuestra pluralidad interna. Tienen que trabajar para el entendimiento y no activar irresponsablemente la espoleta de la fractura social.

Nuestra mano está tendida. Somos personas de ley, dispuestas  a escuchar, a entender y a hablar. Eso sí, dentro del marco de convivencia que nos hemos dado los catalanes en Cataluña, España y la Unión Europea. Un marco de convivencia que nos permite vivir en libertad, que nos ha dado prosperidad y bienestar, en democracia y con respeto a las ideas y a los derechos de todos. Ahora quieren imponernos un relato manipulado de opresión y desesperanza. No es cierto. Tenemos que defender lo mucho que nos une, el valor que tiene la convivencia en un estado democrático y de derecho; poner en valor lo que nos vincula, no lo que nos separa. Ahora, cuando vemos el riesgo de la fractura y de perder la concordia, es cuando más debemos valorar lo que tenemos y lo que debe hacernos permaneces fuertes y unidos.

Vivir al margen de la ley tiene amargas consecuencias. Su cumplimiento no es un formalismo, el respeto a las normas permite el acuerdo, al igual que la violencia y la coacción lo hace imposible. Estas últimas semanas lo hemos comprobado. Vivir bajo la amenaza de instituciones y administraciones desleales tiene enormes costes sociales. La legalidad y la legitimidad democrática van unidas y no estamos dispuestos a renunciar a ellas.

Por supuesto que sí al diálogo, al entendimiento y a la construcción de una sociedad mejor y más cohesionada, pero respetando nuestra pluralidad y sin quebrar el marco constitucional. Un marco que permite el cambio de la estructura siempre que se haga con los instrumentos de los que nos hemos dotado el conjunto de los españoles. Nada al margen de la ley democrática.

Esta manifestación ha dejado claro que no estamos solos y en estas semanas, tan complicadas y agitadas, lo agradecemos especialmente. Nos conforta sentir el calor solidario de nuestros compatriotas, algunos de los cuales han venido a acompañarnos desde otras partes de España. Muchas gracias, de verdad, muchas gracias.

Nuestros problemas son compartidos: afectan a todos los españoles, pero no solo a los españoles, también a todos los europeos. Necesitamos vuestra colaboración. Los nacionalistas no conseguirán llevarnos a donde no queremos ir: al aislacionismo, a la marginalidad y a la pobreza.

El nacionalismo es una ideología reaccionaria que es fuente de división y confrontación y ha escrito las peores páginas de la humanidad. España y Europa saben, desgraciadamente, de ello. Por eso nos oponemos con firmeza a la secesión. Entre todos nosotros hay vínculos que se hunden en la historia y en la cultura. También se entrelazan en familias compartidas, empresas colectivas, comunidades de intereses y en dos proyectos ilusionantes y fraternales que tenemos que consolidar: España y la Unión Europea.

Muchísimos catalanes -la prueba está hoy aquí- no renunciamos a esos proyectos. Queremos hacerlos posibles con el resto de España. Vamos a seguir compartiendo el camino. Nuestro nervio suma y no conseguirán que nos separamos.

Como ciudadanos hemos cumplido nuestro deber cívico. Somos una comunidad, somos un proyecto y lo seguiremos siendo. Hoy decimos basta a un proceso que los nacionalistas han ideado para dividirnos. Lo hacemos con firmeza personas de sensibilidades políticas muy diversas, unidas por nuestras ansias de paz y de libertad. Desearíamos también que fuera sin fisuras porque somos conscientes de que cuantos más seamos más fuerte sonará nuestro Sí a la convivencia, Sí a Cataluña, Sí a España y Sí a la Unión Europea.

Visca Catalunya, Visca Espanya. Visca Europa Barcelona, 8 de octubre de 2017.

Editorial SCC

Jóvenes disidentes en la UAB.

Viernes, Diciembre 16, 2016 - 20:45

En un contexto en que el espacio público en general y el educativo en particular están  copados por el nacionalismo, la emergencia en el campus de Bellaterra de un pequeño colectivo de estudiantes que alza la voz en defensa de la convivencia de Cataluña con el resto de España ha resultado imposible de digerir para los cachorros más reaccionarios del separatismo y del (sorprendentemente) autodenominado “antifascismo” que hasta ahora, y desde hace demasiado tiempo, campaban a sus anchas por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB).

Desde que se constituyó (hace unos pocos meses), la Agrupación de Jóvenes de Societat Civil Catalana de esta universidad (SCC-UAB) ha sufrido tantas agresiones como iniciativas públicas ha promovido. Los integrantes de todas las carpas desplegadas han sido ferozmente increpados, como se puede ver en este ilustrativo vídeo (https://www.youtube.com/watch?v=2m5w7ECnLZI).




Mejorar España o Destruir Cataluña.

Miércoles, Noviembre 16, 2016 - 18:23

Desde Societat Civil Catalana queremos expresar nuestra preocupación por el hecho de que una parte significativa de las cargos y autoridades locales y autonómicos en Cataluña estén utilizando impropiamente su poder para emprender acciones manifiestamente ilegales incurriendo, a la vez, en un evidente despilfarro de recursos públicos. Nos parece especialmente condenable la vulneración del principio democrático de neutralidad de las instituciones, en las que con frecuencia los símbolos partidistas desplazan a los oficiales de todos los catalanes, se hacen apelaciones a la desobediencia y a la transgresión de las leyes y resoluciones de los órganos judiciales y se fomenta el desprecio al actual marco constitucional tratando de devaluar su trascendencia y relevancia.

El populismo nacionalista está incurriendo en un claro y manifiesto abuso del poder que detenta. Sus dirigentes públicos se aprovechan del cargo y de las atribuciones inherentes al mismo frente a los que se encuentran en situación de dependencia o subordinación y tratan, además, de influir en los ciudadanos en beneficio de una determinada ideología. Es corrupción política de tintes totalitarios.  




Puigdemont no puede seguir siendo el presidente de la Generalitat.

Miércoles, Septiembre 28, 2016 - 23:08

Societat Civil Catalana muestra su preocupación por el plan de gobierno que ha presentado hoy Carles Puigdemont ante el Parlamento de Cataluña.

En su intervención el Sr. Puigdemont ha afirmado que el Gobierno de la Generalitat ya trabaja en la elaboración de todo aquello que es preciso para proceder a la declaración de independencia de Cataluña. Se trata de un desafío expreso no solamente a la Constitución sino también al Tribunal Constitucional, quien ha anulado la hoja de ruta secesionista y ha prohibido que se dé cualquier tipo de apoyo al proceso de secesión.

El proyecto de gobierno que se ha presentado ante la Cámara autonómica no es más que el detalle de un golpe de Estado que implicaría la ruptura unilateral de la soberanía española y el intento de imponer sobre Cataluña y los catalanes la autoridad de los secesionistas en contra tanto del Derecho interno como del Derecho internacional.




Razones para el bilingüismo.

Jueves, Septiembre 8, 2016 - 21:01

La cuestión del bilingüismo ocupa y preocupa a mucha gente en Cataluña. Desde Societat Civil Catalana consideramos que es un tema primordial sobre todo en un momento en el que se ha roto el consenso que sobre esta cuestión -aparentemente- existía. Pero el debate es polémico no en su esencia, sino en su concreción. Es decir, no en la cuestión de si el bilingüismo como realidad social debería ser considerado como una riqueza o, al contrario, como una dificultad. En este punto, el acuerdo sigue siendo muy generalizado -al margen de los sectores ultranacionalistas más radicales que afirman que el bilingüismo mata-. Acuerdo en el sentido de entender que es un rasgo distintivo y positivo de la sociedad catalana. Pero sí, en cambio, el tema es polémico e incómodo para muchos en su concreción, en la forma como este bilingüismo debería estar reflejado en la regulación legal, en la escuela y en la vida pública y cultural en general. Lo vemos, por ejemplo, en la absurda negativa de no permitir la vehicularidad del castellano en la enseñanza y en la voluntad política de excluirlo del espacio público institucional.




Agenda SCC


Martes, Octubre 24, 2017
To event remaining 4 days

Hotel Eurostars Grand Marina (Moll de Barcelona, s/n, 08002, Barcelona).

Miércoles, Octubre 18, 2017

Nicasio Gallego, 8, 28010. Madrid

Jueves, Octubre 12, 2017

Passeig de Gràcia con Carrer de València (delante del Hotel Majestic). Barcelona

Jueves, Octubre 12, 2017

La Pedrera (C/Provença, 261-265, 08008, Barcelona).

Noticias

Jueves, Octubre 19, 2017 - 13:40

Societat Civil Catalana asegura que la carta que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha enviado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, es inaceptable. La entidad sostiene que el Ejecutivo catalán desde hace años se ha puesto al servicio del secesionismo y, por tanto, ha dejado de ser el gobierno de todos los catalanes.




Miércoles, Octubre 18, 2017 - 21:30

Ante una eventual DUI en Cataluña por una parte del Parlament:

1. Societat Civil Catalana solicitaría al Gobierno la aplicación de todas las medidas legitimas del Estado, sin descartar ninguna, para restablecer el Estado de derecho. 

2. No reconocerá ni acatará ninguna declaración de independencia por parte de ninguna autoridad que no tenga competencias legales para hacerlo.

3. La entidad se reserva el derecho de convocar movilizaciones cívicas multitudinarias. 




Viernes, Octubre 13, 2017 - 09:17

Desde Societat Civil Catalana, al hilo de los acontecimientos surgidos en estos tres últimos días, queremos comunicar a la opinión pública lo siguiente: 

 

1.- El 10 de octubre, Cataluña vivió la página más negra de su reciente historia. El Presidente, Carles Puigdemont, declaró la independencia en el Pleno del Parlamento al tiempo que suspendía su eficacia y firmaba, junto con el resto de diputados independentistas, la declaración de constitución de la República Catalana.




Miércoles, Octubre 11, 2017 - 09:29

El sentido común y una voluntad decidida de poner fin a un proceso que nos ha sumido en la confrontación, la confusión, el dolor y la desesperanza es lo que nos mueve.

Los riesgos del proceso independentista que venimos advirtiendo desde hace años ahora han alcanzado su máxima visibilidad: los nacionalistas han llegado hasta el mismo borde del precipicio y ahora quieren lanzar a  la sociedad catalana al vacío.




Martes, Octubre 10, 2017 - 16:11

Ante la inminente declaración de independencia que pretende hacerse hoy en el Parlamento de Cataluña, Societat Civil Catalana informa a la opinión pública:




Lunes, Octubre 9, 2017 - 22:36

Societat Civil Catalana se ha reunido esta tarde con el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, para valorar la situación que se está viviendo en este momento en todo el territorio catalán. 

Al finalizar el encuentro, el presidente de la entidad, Mariano Gomà; los vicepresidentes, Álex Ramos, José Domingo y Miriam Tey; y el vocal de la Junta Directiva de la asociación, José Rosiñol; han realizado ante los medios de comunicación una valoración positiva de la reunión.




 

SOCIETAT CIVIL CATALANA
Asociación Cívica y Cultural

Còrsega 270, 3r 5ª
08008 Barcelona
SPAIN

T · +34 93 624 32 37
comunicacio@societatcivilcatalana.cat